COMO INFLUYEN HOY LOS PATROCINIOS EN LA F1

COMO INFLUYEN HOY LOS PATROCINIOS EN LA F1

Por Manuel Vieyra.

La Fórmula 1 es un deporte que prioriza los negocios más que ninguno y su patrón, Bernie Ecclestone, busca venderla, no solo al mejor postor, sino también al que mejor sepa exprimir sus virtudes. Obviamente los acuerdos con patrocinadores influyen mucho a nivel económico, pero también socialmente por el impacto que pueda tener en el público.

Recientemente recibíamos la noticia del acuerdo de patrocinio entre la FOM (Formula One Management) y la cervecera Heineken. Un contrato que los uniría por 4 años y medio hasta 2020 y sería prorrogable hasta 2023. En palabras de Ecclestone, este acuerdo permitiría a la categoría reina “despertar” en los social media y, entendemos, ampliar el altavoz para atraer nuevos aficionados. Básicamente, generar mayor compromiso con los actuales y tentar a nuevos públicos.

Sin duda, es un patrocinio que busca cambiar la dirección de la F1, de rumbo opaco en estos últimos años, y modernizar la forma de acercarse a sus seguidores, normalmente unidireccional y sin importar lo que reclama el hincha. De ahí nace, suponemos, la intención de cambiar la estrategia y explorar nuevos escenarios.

Además del obvio impulso económico, el acuerdo reportaría 250 millones de euros, el convenio asegura asociarse con una de las marcas de cerveza más reconocidas y con mayor prestigio del mundo, ya patrocina competiciones supremas como la Champions League del fútbol europeo y el Mundial de Rugby.

En los últimos años, la cervecera holandesa ha conseguido gran repercusión gracias a su apuesta continua por la promoción a través de diferentes y múltiples soportes, sobre todo en Internet y logrando un gran compromiso con su público. Cierto es que el acuerdo con Heineken no incluye ninguna participación con los equipos y no lucirá su logo en ningún auto del Mundial. Eso sí, será el sponsor principal del Gran Premio de Italia de este año y, a partir de 2017, el de tres carreras más. Una medida que se sumará a la estrategia de cambiar radicalmente cómo este deporte se involucra en el fenómeno de los nuevos canales de comunicación y su interacción con los aficionados.

Hoy en día, la predominancia entre los patrocinantes es de las marcas de relojes, algo que demuestra el cambio de tendencia en las últimas décadas. Valga recordar que, no hace mucho, hablar de Fórmula 1 era sinónimo de patrocinios de tabaco y alcohol con acuerdos históricos como los que tuvieron los equipos con empresas como Philip Morris o la British American Tobacco.

Cuando a mediados de la primera década del siglo XXI las normas se endurecieron, la F1 se resintió mucho y, en vista de la crisis que vive el deporte y las dificultades económicas de algunos equipos, nos preguntamos ¿sería buena la vuelta de este tipo de patrocinios?.

El caso es que la FOM no tiene normas específicas respecto a estos sponsors y se adapta a cada uno de los países organizadores. De ahí que la desaparición progresiva de las tabacaleras, éstas con una restricción específica de la UE, y las empresas de bebidas alcohólicas en la F1 ha ido sucediendo al tiempo que se miraba hacia nuevos inversores con culturas diferentes.

Lo que es seguro es que la alianza con Heineken promete ser algo diferente a los patrocinios anteriores y lo que se busca, principalmente, es un giro en la estrategia comercial con vistas a expandir la marca y mejorar la imagen de la mayor competición de autos del mundo.

¿A ustedes qué les parece que marcas de alcohol y tabaco sean patrocinantes en la F1? ¿Hay debate o pensamos en verde?.

Circular_Manu150
MANUEL VIEYRA
REDACCIÓN

COMO INFLUYEN HOY LOS PATROCINIOS EN LA F1