¿SIGUE SIENDO LA GP2 LA ANTESALA DE LA F1?

¿SIGUE SIENDO LA GP2 LA ANTESALA DE LA F1?

Por Álvaro Ademà

Salvo sorpresa de última hora, el campeón de la GP2 2015 no correrá en Fórmula 1 la próxima temporada. Y algo que en los primeros años del campeonato -creado en 2005 para sustituir a la desaparecida Fórmula 3000- parecía imposible, se está convirtiendo en la tónica habitual en los últimos tiempos.

De los seis primeros campeones de la categoría, cinco ascendieron a la Fórmula 1 tras su coronación: Rosberg tras lograr el título en 2005, Hamilton en 2006, Glock en 2007, Hulkemberg en 2009 y nuestro Pastor Maldonado en 2010. Sólo Pantano, campeón en 2008, se quedó a las puertas de volver a la categoría reina, en la que ya había protagonizado una breve incursión cuatro temporadas antes con el desaparecido equipo Jordan.

En los últimos años la tendencia se ha invertido y de los últimos cinco campeones sólo Grosjean (vencedor en 2011 y con experiencia previa en el ‘gran circo’) ha logrado ascender a la Fórmula 1. Valsecchi, campeón en 2012, y Leimer (en 2013) ni están ni se les espera. A Palmer, campeón en 2014, le llega ahora la oportunidad con el flamante equipo Renault tras un año cómo probador. Y Vandoorne, que impresionó en 2015 con siete triunfos y otros nueve podios en una temporada de récord, tendrá que conformarse con compaginar su rol de tercer piloto de McLaren con la Super Fórmula Japonesa a la espera de que le llegue la hora.

Resulta evidente que, en comparación con sus primeros años, la GP2 ha perdido fuelle cómo antesala de la Fórmula 1. Solo ha pasado una década, pero los tiempos han cambiado. Y aunque vencerla te sigue colocando en el escaparate, la manida crisis económica ha causado auténticos estragos y sin un abultado maletín dar el salto resulta poco más que un sueño. Además, otros campeonatos como las World Series by Renault le han puesto las cosas complicadas ofreciendo un gran nivel a un precio algo más razonable.

Pero que nadie se engañe: la GP2 sigue teniendo fuerza formando y promocionando a pilotos hasta el máximo nivel. Y mucha. Lo demuestra el hecho de que dos (Nasr y Rossi) de los cinco (junto a Verstappen, Sainz y Merhi) debutantes que hemos tenido en la máxima categoría a lo largo de 2015 provengan de su cantera. Y que el único rookie confirmado hasta el momento para 2016 (Palmer), también.

Y eso, por no mencionar que más de la mitad de la grilla de la próxima campaña ha pasado por el campeonato y entre ellos su principal protagonista en los últimos años: Lewis Hamilton. El británico es, hasta el momento, el único campeón de la GP2 capaz de reinar -y por triplicado- en la cúspide del motorsport, algo que ninguno de los veinte campeones de la antigua Fórmula 3000 fue capaz de lograr.

Es innegable que, en este momento, llegan menos pilotos a la Fórmula 1 procedentes de la GP2 que en el pasado. Pero los que lo hacen siguen siendo buenos así que, a mi entender, pasar por el campeonato sigue valiendo la pena. Algo que también corrobora el hecho de que un certamen emergente como el WEC se haya fijado en alguno de sus corredores para diferentes test y carreras.

Pero, más allá de los números y de las estadísticas, lo que está claro es que la GP2 nos sigue ofreciéndonos carreras entretenidas y batallas al límite. Y el año que viene, con la llegada del histórico equipo Prema, la competición se enriquecerá aún más.

Así que, si no se quieren perder detalle, sintonicen en sus televisores Canal F1 Latinamerica. En 2016, al igual que esta temporada, se lo vamos a ofrecer todo.

ÁLVARO ADEMÀ
RELATOR  /

Periodista especializado, narrador de GP2, GP3, Porsche Supercup y TCR International Series en CanalF1LatinAmerica.

¿SIGUE SIENDO LA GP2 LA ANTESALA DE LA F1?