EL REGRESO DE UN CLÁSICO

Por Diego Mejía

Aunque como televidente adolescente fui espectador de varios momentos memorables de la Fórmula Uno en México, como el primer triunfo de Gerhard Berger y Benetton, con los neumáticos Pirelli en 1986, ó el sobrepaso de Nigel Mansell al mismo Berger por fuera en la Peraltada en 1990, el accidente de Ayrton Senna en esa misma curva en 1991, ó el primer podio en la Fórmula Uno de Michael Schumacher en 1992, solamente hasta 2007 pude pisar el Autódromo Hermanos Rodríguez después de haberle dado cientos de vueltas en un juego de simulación para computadora en el que era uno de mis favoritos.

En esa visita ya mas de ocho años atrás, se corrió por penúltima vez una fecha de la entonces serie Busch de NASCAR en la que acompañé, como lo venía haciendo en la Fórmula Uno, a Juan Pablo Montoya. Me resultó fascinante estar por primera vez en un escenario que encerraba tanta historia, ligada toda a grandes nombres, empezando por uno de quienes le da nombre, Ricardo Rodríguez, quien falleciera 53 años atrás del próximo domingo primero de Noviembre, marcado en el calendario como el regreso del Gran Premio de México.

Dicho regreso se da cuando estamos ad portas de contar de nuevo con dos pilotos  mexicanos en  la parrilla, ambos en franco ascenso en su carrera. En el caso de Checo Pérez, en su mejor momento de forma, apenas unas semanas después de su quinto podio en la Fórmula 1 y apuntando a volver a tener una oportunidad con un equipo de punta. Mientras tanto Esteban Gutiérrez se ha preparado de la mano de la Escudería Ferrari para demostrar  a partir de 2016 el verdadero potencial que fue tan evidente en su ascenso hacia la Fórmula Uno, pero del cual pudimos ver hasta ahora destellos en sus dos temporadas anteriores con Sauber.

Este año, documentándome para entrevistar a Jo Ramírez para Canal F1 Latin America, me quedó muy claro que México tiene raíces muy profundas en la Fórmula Uno, más de las que yo mismo pensaba como aficionado “joven” de la categoría. La renovación del Autódromo o los cambios en el trazado no suponen que tenga que haber un antes y un después para la historia de este evento, pues para mí será el regreso de uno de esos súper clásicos de los cuales cada vez nos quedan menos en la Fórmula Uno actual.

DIEGO MEJÍA
RELATOR / COMENTARISTA

Ingeniero de profesión, periodista de vocación con más de 10 años de experiencia en medios cubriendo deportes a motor, asistiendo la
de Fórmula 1, NASCAR, IndyCar, sports cars, rally y motociclismo. Relator y Comentarista de carreras de F1 en Canal F1 Latinamerica

EL REGRESO DE UN CLÁSICO